Sistema immunitario

Los investigadores coinciden en que la enfermedad psoriásica es una enfermedad autoinmune. Esto significa que la psoriasis y la artritis psoriásica en realidad son causadas por un sistema inmune excesivo. ¿Pero cómo puede tu sistema inmunológico, que está construido para mantenerlo sano, realmente causar una enfermedad? La explicación se puede encontrar en la palabra misma. La autoinmunidad ocurre cuando el sistema inmune automáticamente lanza una respuesta inflamatoria contra su cuerpo. Cuando el sistema inmune funciona correctamente, protege al cuerpo contra cualquier "invasor" que pueda enfermarlo, como bacterias, virus u otros patógenos. Pero en las personas con psoriasis y artritis psoriásica, el sistema inmunitario entra en acción incluso sin estos invasores. Por el contrario, el sistema inmune combate los tejidos del cuerpo. En la enfermedad psoriásica, esta batalla se lleva a cabo en la piel y en las articulaciones. Los investigadores que estudian la enfermedad psoriásica todavía están trabajando para identificar sustancias dentro del cuerpo que causan errores de respuesta inmunitaria a los antígenos. Una posibilidad podría ser el uso de ciertos tipos de bacterias. Por ejemplo, en algunos casos, la infección estreptocócica puede desencadenar un caso de psoriasis guttata. Otro posible antígeno podrían ser los péptidos antimicrobianos, moléculas que son parte del sistema inmune y funcionan como antibióticos del cuerpo. La investigación financiada por la National Psoriasis Foundation ha descubierto que un péptido antimicrobiano particular puede causar una reacción autoinmune en muchas personas con psoriasis moderada o grave. La inflamación es una de las armas utilizadas por el sistema inmune para combatir a un invasor. Por ejemplo, cuando se detecta un virus o se desarrolla una infección bacteriana, entra en acción un tipo de célula inmune llamada célula T. Cuando las células T reconocen algo así como un invasor, las células del antígeno T también inician un ataque inflamatorio contra el invasor. Este ataque lo llevan a cabo las citoquinas, que son proteínas que ayudan a controlar la respuesta inflamatoria del sistema inmune. Las citoquinas activan la inflamación, causando que los vasos sanguíneos se expandan y enviando más células inmunitarias a diferentes partes del cuerpo. En la psoriasis, esta inflamación se produce en la piel, dando lugar a parches rojos, con comezón y escamosas conocidas como placas. En la artritis psoriásica, esta inflamación se produce dentro del cuerpo, lo que produce uniones y tendones hinchados y dolorosos.

*Fonte National Psoriasis Foundation

  • Facebook Social Icon

Derminia s.r.l., Via E.Zago 2/2,  ,Bologna, 40128 - Tel. +39-051359247 - P.I 03677721205

©2023 by Derminia s.r.l - all rights reserved